Autobiografía de Alfonso Grez

Autobiografía de Alfonso Grez

El ex-cónsul general de Chile en Nueva York, Alfonso Grez Valdovinos, junto al ex-presidente Arturo Alessandri Palma, tras visitar al mandatario norteamericano Franklin Delano Roosevelt, en la Casa Blanca, 1 de noviembre de 1939. Foto: Harris & Ewing/Biblioteca del Congreso de Estados Unidos

Nací en el pueblo de Lolol, el 28 de octubre de 1888. Mi padre es el Dr. Juan Grez (Médico cirujano). Mi madre es Elena Valdovinos.

Hice mis primeros estudios en el Liceo Santiago, de la ciudad de Santiago. En 1905 recibí mi grado de Contador General, en el Instituto Superior de Comercio.

Desde 1906 a 1909 trabajé para los señores Nieto & Cia., de Santiago. Fui primero cajero y después contador de esta gran firma mayorista.

En 1910 abrí mi propia oficina y fui contador para más de 50 diferentes casas comerciales, industriales, agrícolas, etc. Actué como perito contador, liquidador, síndico, etc., en diferentes quiebras, liquidaciones por incendio, de herencias, etc. Representé en Santiago una buena firma de despachadores de aduana y compañía de vapores. Fui agente en Santiago, para la línea de vapores francesa Transatlantique, y representé también varias compañías de seguros.

En 1915, 16 y parte de 1917, hice clases en el Instituto Superior de Comercio sin abandonar mis actividades comerciales. Hice clases al último curso y el ramo que enseñé fue de prácticas comerciales (bureau). Establecí en ese curso un programa enteramente nuevo, que fue aprobado con las debidas […] parte del programa de enseñanza del establecimiento.

En julio de 1917, la fundación Juan Miguel Dávila Baeza llamó a concurso a los exalumnos graduados en el Instituto Superior de Comercio, para enviar a los Estados Unidos o a Europa, al alumno titulado que hubiese obtenido las más altas votaciones en sus exámenes y que acreditara el mejor éxito en su vida comercial. Se dio un exámen a todos los concursantes y ocupé el primer lugar. En agosto de aquel mismo año fui enviado a los Estados Unidos con el objeto de estudiar nuevos métodos comerciales y nuevos ramos de enseñanza comercial que pudieran aplicarse en Chile.

En septiembre de 1917 fui admitido en Columbia University. Aquí estudié todos aquellos comerciales que no eran enseñados en Chile. Recibí las mejores marcas en esta Universidad, y mis profesores me dieron cartas recomendando y elogiando mi trabajo.

Alfonso Grez en 1942.

Durante 1918 fui editor en Nueva York de la bien conocida revista comercial América e Industrias Americanas, que en aquel entonces era órgano de la American Manufacturers Association. Para poder ser editor de esa revista, me vi obligado a hacer los estudios en Columbia University durante la noche.

En el período de vacaciones de 1918-1919 viajé por los Estados Unidos y Canadá, y visité las más importantes industrias de ambos países, y estudié la organización de ellas.

El resultado de mis estudios fue debidamente comunicado a la Comisión de Enseñanza Comercial. Su presidente, don Guillermo Subercaseaux, como asimismo todos los miembros de ella, me felicitaron por mi trabajo en el extranjero.

En octubre de 1920 me hice cargo nuevamente de mis clases en Santiago, aplicando un nuevo programa de acuerdo con las informaciones que había recogido en los Estados Unidos. La Comisión de Enseñanza Comercial me ofreció en aquel entonces la dirección de varios institutos comerciales, pero no acepté esa oferta porque había organizado la firma de Grez & McIver para representar a la General Motors Corporation. En octubre [de] 1922 renuncié las clases del Instituto Superior de Comercio.

En los primeros meses de 1922 fui nombrado por la Corte Superior de Santiago, perito contador para examinar los libros, e informar a la corte, sobre el escándalo de los “albergues”.

En 1923 me retiré de la firma Grez & McIver y dejé a Chile, pasando algún tiempo en la Argentina, Uruguay y Brasil, porque había decidido establecerme en los Estados Unidos y dedicar mis actividades al negocio de exportación a la América Latina.

Abrí mi oficina de exportación en 1924. Actué como Gerente de Exportación para diferentes manufactureros americanos. Este negocio de exportación, que hice primero con la América Latina, lo extendí después de dos años a todos los países del mundo. Este negocio lo llevé con todo éxito, pero la crisis mundial que ha afectado los negocios de exportación inmensamente, me obligó a descontinuar estas actividades.

En 1926 fui admitido al Overseas Automotive Club y en 1929 fui elegido Director de este Club y actué en esta capacidad hasta el año 1932. En este Club como en otros importantísimos Clubs americanos, di varias conferencias comerciales y otras de propaganda a mi país.

En 1927 pasé seis meses viajando por Europa y estableciendo contactos comerciales.

Alfonso Grez.